Monthly Archives: agosto 2018

Comenzó la cuenta regresiva para el carnaval de Cádiz

Para la mayoría de nosotros el carnaval es aún una fiesta muy lejana. Antes que pensar en disfraces, por estas fechas estamos más pendientes de cómo disimular esos kilillos de más que no deseamos lucir en las playas.

Pero la historia es muy diferente para los vecinos de Cádiz. En la ciudad gaditana ya han comenzado los preparativos, y las diferentes agrupaciones carnestolendas se afanan por dar forma a los personajes y coplas que podrían darles el primer premio.

Y es que aquí la fiesta del rey Momo mueve una incipiente industria de diseñadores, escenógrafos, maquilladores, costureros, pintores y carpinteros, que dan vida a las ideas de las agrupaciones. Aunque no pueda hablarse todavía de un negocio sustentable, pues los ingresos no permiten que estos profesionales se dediquen exclusivamente al carnaval, sí que se ha convertido en una excelente plataforma de promoción para obreros y artistas.

Pero esta es una historia nueva. Quienes llevan años vinculados con el carnaval de Cádiz, aún recuerdan las ediciones de hace apenas dos décadas, cuando los participantes se apañaban con recursos caseros. Hoy la inversión promedio de una comparsa puede estimarse en 10.000 euros, aunque siempre habrá las que tripliquen esa cifra y las que resuelvan con poco más de 1.000 euros.

El reciente boato de la fiesta se atribuye al efecto de la televisión, primero, y de las redes sociales después. Con la transmisión por TV de la final, en 1981, se abre el camino para la difusión masiva del evento y, desde 2007, se emite el concurso completo en toda la provincia.

Y hablamos de un evento que oficialmente dura once días, pero que en realidad se desarrolla a lo largo de todo un mes. Los actos del carnaval arrancan con las actividades previas, que incluyen los ensayos generales, la presentación del carnaval en Madrid, la imposición de bandas a las ninfas y tres citas gastronómicas populares, como son la pestiñada, la erizada y la ostionada. A continuación comienzan las distintas fases del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas (COAC), desde la preliminar, pasando por cuartos de final, semifinal y las categorías infantil y juvenil.

Pero veamos en detalle cómo es la agenda:

El jueves previo al miércoles de Ceniza da inicio la fiesta, con la inauguración del Alumbrado. Toda la ciudad prende sus luces para dar la bienvenida al rey Momo. Al día siguiente se proclama la Diosa del Carnaval y se disputa la final del COAC, en el Gran Teatro Falla. Este es el concurso de agrupaciones carnavalescas más importante de España y despierta gran interés por la originalidad de las piezas presentadas por las Chirigotas, Comparsas, Coros y Cuartetos.

El sábado le toca el turno al Pregón del carnaval de Cádiz y al Pregón infantil. Durante ese día se celebra también el Concurso de romanceros. Llegado el domingo, la Cabalgata magna recorre las calles de la ciudad, al tiempo que comienza el carrusel de coros, que se extenderá por una semana. Al caer la noche, La Caleta recibe a propios y visitantes con su festival de fuegos artificiales.

El martes se despiden del rey Momo, pero no significa que acabe la fiesta, pues aún el viernes habrá conciertos y el sábado tiene lugar la Panizada Popular.

Para el domingo, llamado de Piñata, se reserva la quema de la Bruja Piti y es el día del frito popular. Y aún el siguiente domingo, entrados ya en la cuaresma, se celebra el Carnaval de los jartibles o carnaval chiquito.

Es evidente de dónde proviene la fama de estos carnavales, que le valieron ser declarados fiesta de Interés Turístico Internacional. Y para el próximo año, Cádiz ha sido nombrada Capital Iberoamericana del Carnaval 2019-2020, así que es de suponerse que los festejos serán por todo lo alto.

¿Cómo se vive el carnaval en España?

En esos meses entre semana santa y navidad, aparentemente vacíos de días festivos, irrumpe el carnaval en España para el júbilo de toda la población. Si bien el carnaval es una fiesta más alocada que las celebraciones de descanso, unión familiar y espirituosa como lo son la navidad y la semana santa, el carnaval se respeta y se aprecia mucho en España. Lo divertido de esta celebración es que cada provincia le da su toque autóctono a las parrandas que se festejan; produciendo un carnaval español variopinto donde los principales carnavales locales, como lo son los de Cádiz, Badajoz y Tenerife, se entretejen de manera sinfónica.

En España el carnaval se caracteriza por el uso de máscaras de la población que festeja en las calles de manera más emocional que estética, a diferencia con lo que sucede con el carnaval de Venecia. Asimismo, el carnaval español no es tan centrado en el baile y la grandilocuencia como lo es el brasileño, pues en España se prioriza la emotividad de la fiesta y la creatividad moderada en la confección de máscaras. De esa forma, al llegar el carnaval, los españoles atan sus particulares máscaras a su rostro y salen a las calles para formar una constelación variopinto donde el júbilo, la camaradería y la diversión se convierten en los soberanos de la fiesta. En definitiva, podríamos decir que el carnaval español es uno de los más plácidos y amenos del mundo.

Además, en España, personas de cualquier edad pueden festejar el carnaval, tan sólo hace falta que se pongan una máscara y salgan a las calles a liberar su ser interior. Eso sí, entiéndase que cuando se habla de “liberar” no se habla precisamente de libertinaje o insurgencia en contra de la ley, sino más bien de la libertad que te da una máscara para ocultar quién eres y poder comportarte como otra persona. Asimismo, debe aclararse que el carnaval de España siempre se celebra con suma amabilidad, tanto con las personas como con las leyes y el ambiente, tal como nos lo recuerda los amigos de Cerrajeros .

¿Cómo llegó el carnaval a España?

Se cree que fue durante la edad media cuando las festividades romanas se popularizaron y proliferaron por toda Europa. La Cuaresma es precisamente el origen más directo, pues allí era donde se imponía austeridad alimenticia y moral, por lo que antes de cumplir con ella los habitantes se tomaban algunos días de locura para gastar todas las ganas desaforadas de comer sin reparo, principalmente carnes, y retozar sin norte. Antes de la Cuaresma los ciudadanos solían actuar como otras personas y comportarse como nunca antes se había comportado, lo cual es bastante similar a lo que hoy llamamos carnaval.

El carnaval de España da comienzo oficial con el pregón público de una celebridad local, la cual con mucha pompa anuncia la inauguración del carnaval de cada año. Seguidamente proceden los primeros desfiles que desembocan en competiciones de disfraces que se suscitan entre alguna que otra obra de teatro callejero. Sin duda, si quieres vivir verdaderamente la fiesta del carnaval, debes venir a España.