¿Cómo se vive el carnaval en España?

En esos meses entre semana santa y navidad, aparentemente vacíos de días festivos, irrumpe el carnaval en España para el júbilo de toda la población. Si bien el carnaval es una fiesta más alocada que las celebraciones de descanso, unión familiar y espirituosa como lo son la navidad y la semana santa, el carnaval se respeta y se aprecia mucho en España. Lo divertido de esta celebración es que cada provincia le da su toque autóctono a las parrandas que se festejan; produciendo un carnaval español variopinto donde los principales carnavales locales, como lo son los de Cádiz, Badajoz y Tenerife, se entretejen de manera sinfónica.

En España el carnaval se caracteriza por el uso de máscaras de la población que festeja en las calles de manera más emocional que estética, a diferencia con lo que sucede con el carnaval de Venecia. Asimismo, el carnaval español no es tan centrado en el baile y la grandilocuencia como lo es el brasileño, pues en España se prioriza la emotividad de la fiesta y la creatividad moderada en la confección de máscaras. De esa forma, al llegar el carnaval, los españoles atan sus particulares máscaras a su rostro y salen a las calles para formar una constelación variopinto donde el júbilo, la camaradería y la diversión se convierten en los soberanos de la fiesta. En definitiva, podríamos decir que el carnaval español es uno de los más plácidos y amenos del mundo.

Además, en España, personas de cualquier edad pueden festejar el carnaval, tan sólo hace falta que se pongan una máscara y salgan a las calles a liberar su ser interior. Eso sí, entiéndase que cuando se habla de “liberar” no se habla precisamente de libertinaje o insurgencia en contra de la ley, sino más bien de la libertad que te da una máscara para ocultar quién eres y poder comportarte como otra persona. Asimismo, debe aclararse que el carnaval de España siempre se celebra con suma amabilidad, tanto con las personas como con las leyes y el ambiente, tal como nos lo recuerda los amigos de Cerrajeros .

¿Cómo llegó el carnaval a España?

Se cree que fue durante la edad media cuando las festividades romanas se popularizaron y proliferaron por toda Europa. La Cuaresma es precisamente el origen más directo, pues allí era donde se imponía austeridad alimenticia y moral, por lo que antes de cumplir con ella los habitantes se tomaban algunos días de locura para gastar todas las ganas desaforadas de comer sin reparo, principalmente carnes, y retozar sin norte. Antes de la Cuaresma los ciudadanos solían actuar como otras personas y comportarse como nunca antes se había comportado, lo cual es bastante similar a lo que hoy llamamos carnaval.

El carnaval de España da comienzo oficial con el pregón público de una celebridad local, la cual con mucha pompa anuncia la inauguración del carnaval de cada año. Seguidamente proceden los primeros desfiles que desembocan en competiciones de disfraces que se suscitan entre alguna que otra obra de teatro callejero. Sin duda, si quieres vivir verdaderamente la fiesta del carnaval, debes venir a España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *